elemento

La matrix te tiene atrapado


Hay algunas películas que tienen un mensaje, digamos “esotérico”, extraordinario. Por esotérico quiero decir que el mensaje es para aquellos que buscan la verdad y quieren entender a esta, para los demás, para los que no quieren tomarse la molestia de investigar la verdad (lo cual es una decisión libre) la película es entonces sólo una acción fantástica y por supuesto irreal, en función del concepto de lo que ellos creen es la realidad.


Pues bien, si hay una película con sentido, con mensaje, esa es “Matrix”. Me estoy refiriendo solamente a la primera parte, las otras son películas de acción sin más. Recomiendo encarecidamente que busque la película, Matrix (1999 de Andi Wachowsky) pues si no la ha visto, o no la recuerda, le voy a explicar cómo termina y eso en películas siempre es molesto.


Ahora bien ¿Por qué hablar en una página de Espiritualidad de una película de acción? Pues porque la visión esotérica nos da un mensaje mucho más profundo de la realidad interna del Evangelio que la que nos dan las películas ambientadas en la vida de Jesús en donde nos lo intentan mostrar como una crónica histórica. Personalmente me revienta cuando oigo hablar de los Evangelios como si fueran una crónica periodística.


Empecemos por ejemplo por el nombre del protagonista: Thomas Anderson, llamado Neo. Precisamente Anderson en sueco significa “nuevo hombre” y eso es precisamente lo que Jesucristo quería representar, pero veamos el núcleo central del mensaje para no perdernos.


¿Qué es la Matrix? En un diálogo que puede ver en Matrix grandes diálogos nos dice, uno de los protagonistas, que la Matrix no puede definirse, pero vamos a intentar acercarnos un poco al concepto de lo que supone. Y para eso vamos a tomar un concepto del que hablamos en el ego es decir el concepto de lo que somos.


Usted no es ese cuerpo que se mira al espejo por las mañanas, ni tampoco el empleado de banca que acude cada día a su oficina, ni la madre o padre de sus hijos etc. Todo eso son papeles, roles, que interpreta “alguien” que es usted. La prueba de que usted es diferente es que usted jugó el papel de niño pero ya no lo es, aunque sabe que usted sigue siendo usted. De aquella época a ahora, probablemente, no le queda ninguna célula en común. Tampoco se puede definir por su forma de pensar porque cambia continuamente de pensamientos, y mucho menos sus emociones, pero sin embargo tiene consciencia de que es el mismo ser ¿no? Usted, el ser de verdad que ES, interpreta roles para experimentar Amor, esa es la razón de estar por la tierra, pero no hay que confundir el actor con el personaje que interpreta.


Imagine que usted está tumbado en el sofá y mira un juego de consola con un protagonista que el programa dice que es usted, que le representa. A ese muñequito de la pantalla le pasan cosas, pero el muñequito es irreal, quien es real es quien tiene el joystick, la consola, es decir quien está tumbado en el sillón, pero si ha jugado seguro se emociona cuando pasa algo a quien le identifica en el juego ¿no?


Y ahora empieza la matrix. El tipo que tiene el joystick se ha identificado tanto con el personaje de dentro del juego (en nuestro caso la vida) que se cree que es él. Y además nos dice que el juego está mal hecho, que no sirve para que usted desarrolle la habilidad que dicen las instrucciones debería desarrollar. El programa ya no vale, hay que darse cuenta que la vida es un programa externo diferente a nosotros y que si nos identificamos con quien representa el juego, entonces no somos libres. Así va a ser necesario que venga alguien y repare el juego y nos explique que eso que pensamos que somos no es real, que es un juego y que nosotros podemos ser los programadores del mismo.


Precisamente esa es la misión del “Mesias”, del “redentor” judeo-cristiano. Y precisamente nunca se ha entendido a ese Mesias. Los judíos esperaban a un libertador de los romanos, los seguidores una salvación “desde fuera” y no desde la enseñanza de la verdad. Cuando San Juan Bautista dice eso de “el reino de Dios está cerca” lo que está preconizando es que ahora podremos detectar a la matrix y en consecuencia que no nos atrape. Al principio de la película le dicen a Neo. “la matriz te tiene atrapado”, pues eso nos pasa a todos, y lo peor es que no nos damos cuenta de ello.


Para aquellos que son de creencias hinduistas nos dicen estas que el mundo es “maya” , que el mundo es una ilusión de manera que el concepto de “matrix” aparece en su creencia tambien.


Repasemos la creencia cristiana para que todo quede claro. Se habla continuamente en los Textos Sagrados que hace falta un Mesias, un redentor. Pero, redentor ¿de qué? Pues precisamente de esta matrix que todos vemos como real y no lo es, no es la verdad. Cuando en el Evangelio de San Juan 14,12 se dice:

12 De cierto, de cierto os digo: El que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también; y aun mayores hará, porque yo voy al Padre.


Lo que nos está diciendo es (siempre en términos de ejemplo) es que para hacer lo que El hace, hay que salir de la “matrix”, eso es ir al Padre.


Pero vayamos más allá. La palabra Cristo, que tradicionalmente se traduce de su origen griego como “el ungido” en términos esotéricos significa “alineación con la Divinidad”. De ahí que continuamente hable Jesucristo que su poder le viene del Padre, de la Fuente, de la Divinidad a la que está unido y alineado. Eso significa Cristo. Jesucristo no hay que entenderlo sólo como una personalidad de hace 2014 años, que llevaba barba y la raya del pelo en medio, Jesucristo es el hombre Jesús (cuando Jesús se refiere a Él se llama siempre “el hijo del hombre” ) que se alinea con la Divinidad y se hace el Cristo. Es por ello que este nombre se lo da precisamente San Pedro, según vemos en San Mateo 16,16 que se dice:


16 Respondiendo Simón Pedro, dijo: Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente


Ese redentor, es Jesucristo en realidad histórica y Neo en la película. Pasan por las mismas fases, el bautismo, la elección, el maestro San Juan Bautista, que aquí interpreta Morpheo, etc, y el final es sublime. Al final ( y siento contar el final si no ha visto la película) el cuerpo de Neo muere, antes le dan una paliza (un sufrimiento como la cruz) pero … resucita por Amor.

Cuando Neo resucita, el Smith (el Caifás de turno) dispara para volver a matarlo, dispara, dispara y dispara. Pero Neo sin ira ni odio, simplemente alza la mano y para todas las balas. Esta parte es extraordinaria.


Neo es quien tiene el Joystick, la consola, es el programador y puede hacer lo que quiere siempre que no caiga preso de identificarse con la representación del programa. Entonces Neo está alineado con la Divinidad y nada le es imposible. Neo tiene entonces la fuerza Kristica pues está alineado con la divinidad.


Repito, Buda no es el nombre de un personaje, sino que es el estado de “iluminación” y Cristo no es sólo un personaje humano, sino que es la alineación con la Divinidad. No es una historia es una “Fuerza – Esencia - Estado”, llámele como quiera pero no se quede con la imagen de personaje humano y ya está


El problema del mundo es que la matrix lo atrapa todo, hasta las religiones. ¿Quiénes creen que mataron a Jesucristo? ¿los malos? Noooo, lo mataron los “buenos” del momento de la misma manera que a Nero lo mata el Smith, el bueno de la sociedad. Y mientras todos creen eso, la matrix les tiene atrapado.


Así las cosas solo queda una solución: creer en Neo. Neo viene a mostrar el camino y en la película dice que no todos están preparados


Por supuesto en el montaje del universo hay muchos seres. Y hay quienes no quieren que se arregle el programa ni se de cuenta que usted no es quien cree que es, y su arma más eficaz es la razón mundana. No es por casualidad que al traidor le llamen, en una escena con el nombre de “cifra”, porque la cifra fría te hace limitarte en la matrix.


Espiritualidad es buscar conexión con la fuente. Y es fácil, no exige nada, pero el hombre ha olvidado ser el mismo, por ello le resulta extraño, porque la matrix le tiene atrapado. ¿Eran especialmente listos, cultos, inteligentes, esforzados, trabajadores… personas como San Juan de la Cruz, Santa Teresa de Jesús y otros místicos o iluminados hindues? Pues probablemente no, pero ellos fueron capaces de salir de la matrix.


Hay muchos mensajes y similitudes entre Neo y el Mesias redentor cristiano, descubralos usted mismo, pero lo primero es darnos cuenta de qué es de lo que debemos redimirnos.


Nos queda la pregunta del “cómo” salir de la matrix, pero mientras no seamos capaces de identificar la matrix, de ver la cárcel limitadora, no veremos la puerta de salida. Que por otra parte se dará en nuestra vida sin esfuerzo, por la “gracia Divina”. Para luchar por el derecho a liberarnos ya tenemos a un Buda, a un Jesucristo y en términos cinematográficos a Neo.

Pues mientras exista la matrix y esta nos tenga atrapados, no estaremos redimidos y no seremos libres



Que la Fuerza le acompañe,



Juan Pedro



P.D. Un tema importante. Buscando información por internet me he encontrado lamentablemente con explicaciones para salir de la Matrix, es decir respondiendo a la pregunta del “cómo” que en realidad provienen del “lado oscuro”. Cuidado porque hay reportajes de youtube sobre como salir de la matrix que están muy bien hechos, son atractivos, pero no llevan a liberar la matrix sino a cambiarla por otra aún más profunda y es fácil caer sin darse cuenta. Eso es lo que pretende el “lado oscuro” sobre el que se hablará en una próxima ocasión.

freefree